Palacio de Bellas Artes

  • 26 dic

El proyecto de su construcción se gestó en los inicios del siglo XX. Estuvo a cargo del arquitecto Adamo Boari y el ingeniero Gonzalo Garita. Su objetivo era mostrar a México como la metrópoli moderna en la que buscaba convertirse, por lo que se incluyeron los adelantos tecnológicos del momento. Para ello, Boari viajó mucho a Europa y Estados Unidos para conocer lo último en cuanto a construcción de teatros.

Su edificación inició en el año de 1904 y su conclusión se postergó 30 años debido a los movimientos políticos entorno a la Revolución de 1910, así como la salida del arquitecto Boari del país. Con el presidente Pascual Ortiz Rubio se acuerda la terminación del proyecto con el arquitecto Federico Mariscal como director de obras.

Mariscal sustituye el estilo Art Nouveau, en el que destacan las líneas onduladas y la inspiración de la naturaleza, por el Art Deco, que es más sobrio, sencillo y elegante. Es entonces, el 29 de septiembre de 1934 que la Ciudad de México tiene el honor de abrir las puertas del Palacio de Bellas Artes.

Entre las esculturas ornamentales, realizadas las casas italianas Walton Goody and Cripps y la Casa Triscornia and Henreaux con mármol de Carrara, destaca el Tímpano, realizado por Leonardo Bisolfi, que es donde el Palacio porta su nombre formando una curva. La figura central es “La Armonía” representada por una mujer, la cual da equilibrio a la composición. A su lado izquierdo, está el grupo llamado “El Beso” conformado con dos mujeres y un joven tocando la flauta. Y al derecho está el grupo “El Dolor” que lo integran cinco figuras y “La Tristeza” que es personificada por un hombre. Un grupo de querubines llamado “Juego de Amor” rodean toda la escena.

El Palacio de Bellas Artes alberga en su interior murales de importantes artistas mexicanos como Diego Rivera, José Clemente Orozco, Rufino Tamayo, David Alfaro Siqueiros y José González Camarena. Asimismo, es sede de compañías artísticas mexicanas, es considerado uno de los teatros y centros culturales más importantes del país, sin olvidar que es uno de los edificios más representativos de la Ciudad de México.

Leave a reply