Iglesia de San Francisco

  • 27 feb

La Iglesia de San Francisco la encontramos sobre el Corredor Peatonal Madero en el Centro Histórico, frente a la Casa de los Condes del Valle de Orizaba, o como lo conocemos ahora, la Casa de los Azulejos.

Este templo fue construido en 1525 gracias a las donaciones de Hernán Cortés, en el terreno donde anteriormente se ubicaba el zoológico de Moctezuma. Su extensión abarcaba cuatro manzanas, de la calle de San Francisco, hoy Corredor Peatonal Madero; la avenida San Juan de Letrán o Eje Central Lázaro Cárdenas y la calle de Zuleta, ahora Venustiano Carranza. Contaba con un templo grande dedicado a San Francisco, así como once capillas, atrio, claustros, celdas, jardín y panteón, además de patio de noviciado, entre otros. Durante muchos años fue la iglesia principal de México.

En el año de 1856 el presidente Comonfort anunció que se abriría una calle desde el Callejón de Dolores hasta San Juan de Letrán, la cual se convertiría en la calle de Gante, por lo que el convento quedaría eliminado. De los 32 mil metros cuadrados que tenía originalmente, hoy solamente se conserva el atrio al frente y el claustro adjunto, y cerca de ahí, la capilla de Balvanera.

Actualmente, si camina sobre Madero, se puede apreciar la hermosa fachada de estilo churrigueresco, hecha de cantera sobre tezontle, que contrasta con otro edificio emblemático, la Torre Latinoamericana, donde ambos conviven y enriquecen el panorama arquitectónico de la Ciudad.

Leave a reply