Fuentes de la Alameda Central

  • 1 abr

La Alameda Central es visita obligada al pasear por el Centro Histórico de la Ciudad de México, tanto por la gran historia que tiene, como por su belleza. Fue realizada a petición del Marqués de Salinas a finales del siglo XVI en un espacio que se ha ido ampliando con el paso del tiempo.

Se le dio el nombre de “Alameda” por la gran cantidad de álamos que había en este parque. Tiempo después, muchos de ellos fueron sustituidos por fresnos, sin embargo, conserva el mismo nombre hasta nuestros días. Durante el periodo de la Independencia de México fue testigo de la lucha y sufrió algunos deterioros que fueron enmendados posteriormente.

En 2012 se rehabilitó La Alameda, en donde los trabajos incluyeron jardines, prados, glorietas y estatuas, así como un plan de forestación, la sustitución de bancas para el descanso y la colocación de fuentes, como Neptuno, Mercurio y Las Danaides.

Las Danaides, se conforma por dos figuras femeninas  vaciando unos cántaros en una pileta. Su nombre refiere a las 50 hijas de Dánao, quienes según la mitología, al entrar la ciudad de Argos en una fuerte sequía, fueron enviadas en busca de agua. Es por ello que se representan de esta manera.

La escultura de Neptuno fue realizada por W. Durbay. La figura está rodeada por un estanque circular de cantera. Neptuno, representado con tridente en mano, se muestra sentado sobre una concha sostenida por unos tritones.

Por último, la escultura de Mercurio, fue creada por Juan de Bolonia, se encuentra sobre un pedestal rodeado por un estanque circular donde cuatro chorros verticales se cruzan por arriba. La figura está posada sobre un pie y tiene un brazo alzado, un gesto que da un aire de ligereza, lo cual hace referencia a su nombre, que alude a alguien errático, volátil o inestable.

Leave a reply