Palacio Postal

  • 31 ago

El Palacio de Correos es uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura ecléctica de principios del siglo XX. El presidente Porfirio Díaz encargó la construcción de la Quinta Casa de Correos, esto es, la quinta sede del correo mexicano, gracias la importancia y el volumen de correspondencia que se operaba en esos tiempos.

Antiguamente en este lugar se encontraba el Hospital Real de Nuestra Señora de la Pura y Limpia Concepción, erigida por los franciscanos en 1761. Para la construcción del Palacio Postal, el hospital tuvo que ser demolido; para el año de 1902 se iniciaron las obras.

El arquitecto italiano Adamo Boari, junto al ingeniero mexicano Gonzalo Garita, fueron responsables del proyecto el cual su construcción ocupaba una superficie de más de 3 mil metros cuadrados de terreno.

En 1907 fue inaugurado por Porfirio Díaz, quien depositó un par de tarjetas postales con la imagen del Palacio en un acto simbólico. En el año de 1996 fue restaurado cuidando cada detalle para su conservación según la idea original de Boari.

Lo que destaca más de su interior es la escalinata principal elaborada por la Fondería del Pignone de Florencia con herrería de bronce y mármoles mexicanos, así como el domo de cristal también diseñado por Boari. Al día es hoy es uno de los edificios más emblemáticos del Centro Histórico de la Ciudad de México, el cual fue declarado monumento artístico en 1987.

Leave a reply