Nopaleras de Milpa Alta

  • 30 oct

La Ciudad de México, una de las más grandes del mundo, está caracterizada por la vida rápida, el ruido y las conglomeraciones. Sin embargo, también tiene lugares que contrastan con esta idea de la ciudad. Es el caso de Milpa Alta, una de las 16 delegaciones, la de mayor extensión y una de las más importantes reservas ambientales en esta zona del país.

Milpa Alta tiene un rico patrimonio cultural, además de un fuerte arraigo a sus tradiciones de origen prehispánico. Muestra de ello es que sus habitantes dominan el náhuatl y el español. Además, su paisaje es totalmente distinto, destaca en el horizonte el Teutli, un pequeño volcán que sobresale entre las grandes extensiones dedicadas a la siembra del nopal.

Aquí, se cosecha el 80% del nopal que se consume en México. Además con el nopal se preparan dulces, helados, en salmuera y hasta jabones. Es la base de la economía de Milpa Alta.

Existen diversos tipos de nopal que se cultiva aquí: cambray, grande, sin espina, con espina, en pieza entera y picado. Mucho del nopal que se produce se va a los mercados de Jamaica y la Central de Abasto, así como a otras partes del país, incluso, se exporta.

Milpa Alta es un lugar muy especial, muy diferente al resto de la Ciudad de México, por la forma en que sus habitantes mantienen vivas sus tradiciones, su relación tan directa con la  naturaleza y por los paisajes de nopaleras que se pueden ver y disfrutar.

Leave a reply