Monumento a Álvaro Obregón

  • 30 nov

El Monumento a Álvaro Obregón marca la entrada al barrio de San Ángel y es una referencia obligada de la zona sur de la Ciudad de México. Dentro de las huertas de  Chimalistac, el monumento está ubicado en el lugar exacto donde se encontraba el restaurante La Bombilla, una especie de kiosco al aire libre, donde el presidente Obregón fue asesinado.

La ubicación de este monumento tuvo una doble función, por un lado, hacer un homenaje a Obregón a manera del héroe sacrificado; y por otro, ampliar la traza de la ciudad hacia el sur.

La historia detrás de este monumento está llena de luchas políticas y extravagancias, como que en el interior se resguardaba el brazo que había perdido el presidente durante una batalla previa.

El arquitecto Enrique Aragón Echeagaray y el escultor Ignacio Aúnsolo ganaron el concurso para la construcción de dicho monumento. De estilo Art Decó, en él se halla una torre hueca con una escalinata con dos esculturas de piedra que enmarcan la entrada, llamadas “El Trabajo” y “La Fecundidad”.

La planta octogonal de la torre está recubierta con mármol rosado y negro. En el interior, se encuentra un altar con una escultura monumental de Obregón en el que dice: “Al General Álvaro Obregón en el lugar de su sacrificio”.

En la parte exterior, se encuentran relieves monumentales llamados “Sacrificio”, “El Triunfo” y “La Región Norte”. También, un detalle hermoso del conjunto, es el espejo de agua, alineado con árboles como cipreses y rosales, que lo convierten en un lugar tranquilo y apto para el paseo.

Leave a reply