AGU-DF Accesible

CUENTA CDMX CON INFRAESTRUCTURA SOCIAL QUE LA BLINDA DE AMENAZAS DE VIOLENCIA Y DESIGUALDAD: RODRÍGUEZ VELÁZQUEZ



En la Ciudad de México se ha construido en los últimos años una infraestructura social basada en la continuidad y la progresividad de los derechos humanos, aseguró Rosa Icela Rodríguez Velázquez, secretaria de Desarrollo Social del Distrito Federal (Sedeso-DF).

Durante 16 años, a partir de que los ciudadanos eligen libremente a sus gobernantes, se han registrado grandes avances en materia de desarrollo social, que han convertido a la Ciudad de México en la Capital Social, puntualizó.

Sin duda, hemos comprobado en ese periodo que la política social es un blindaje efectivo ante la amenaza de la violencia y las desigualdades sociales, afirmó.

Al dictar la conferencia Igualdad y Políticas Sociales en el Distrito Federal, Hacia la Construcción de la Capital Social, en el marco del Segundo Foro Internacional Sobre los Derechos Humanos de las Personas Mayores, manifestó que desde la administración de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano al Gobierno de Miguel Ángel Mancera, “el eje de la gestión en materia social se ha concentrado en los derechos económicos, sociales y culturales reconocidos internacionalmente” y cada una de las administraciones, “con distintos énfasis”, se ha esforzado por llevar a la práctica el enfoque de los derechos humanos en la política social.

En el segundo día de trabajos de dicho Foro y cuyo tema tuvo como moderador a Dirk Jaspers, director del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE) División de Población de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dijo que la Ciudad de México cuenta actualmente con un avanzado y moderno marco jurídico sustentado en los derechos humanos.

“La Ley de Desarrollo Social para el Distrito Federal, primera en su tipo en el país, establece el entorno reglamentario apropiado para el cumplimiento de las obligaciones de la administración local en el ámbito social, y plantea la lucha contra la desigualdad como uno de los objetivos centrales de la política social”, señaló.

Destacó que en el capítulo primero de esa legislación se establece cumplir, en el marco de las atribuciones de la Administración Pública del DF, con la responsabilidad social del Estado y asumir plenamente las obligaciones constitucionales en materia social, para garantizar a la ciudadanía el goce de sus derechos sociales universales.

Asimismo, protege y garantiza el cumplimiento de los derechos sociales universales de los capitalinos en materia de alimentación, salud, educación, vivienda, trabajo e infraestructura social, pero fundamentalmente disminuye los niveles de desigualdad en sus diversas formas y manifestaciones, abundó.

Dijo que la dependencia a su cargo “tiene la gran tarea de dirigir las políticas sociales; lo que implica funciones en la ejecución de programas, diseño de nuevas iniciativas de trabajo, e incorporación de la sociedad civil para generar sinergias, redes y círculos virtuosos que permitan optimizar todos los esfuerzos”.

En la Ciudad de México se aplican 160 programas sociales que benefician a cinco millones de personas, de los ocho millones 900 mil con residencia en la ciudad, con un leve predominio femenino (109 mujeres por cada cien hombres), concentrada en las edades activas (65 por ciento del total tiene entre 15 y 59 años), una amplia cantidad de niños y niñas (22 por ciento es menor de 15 años) y adultos mayores en proceso de crecimiento (13 por ciento del total).

En particular nuestros adultos mayores del DF, enfatizó, reciben una pensión no contributiva por mil nueve pesos con 35 centavos (77.5 dólares), cantidad que puede ser acumulable, desde hace 13 años.

“Esta pensión está garantizada en una ley, su aplicación es universal y tiene su base en el derecho a la alimentación y a la seguridad social básica. Hasta hoy se atiende a 480 mil derechohabientes y a lo largo de estos años, casi un millón de personas se han visto beneficiadas con esta política”, eminentemente de carácter social, recordó.

De esta forma, detalló, los adultos mayores tienen acceso a servicios de salud y visitas médicas domiciliarias; a la tramitación de actas de nacimiento extemporáneas; testamentos a bajo costo; turismo social; mañanas de película gratis y, en caso de violencia, reciben el apoyo de una agencia del Ministerio Público especializada en la atención a personas mayores víctimas de maltrato.

Cada programa social es fruto de una trayectoria histórica de largo alcance. Con ello, el DF goza de un bienestar social superior al promedio nacional, expresado en un menor porcentaje de pobreza (alrededor de 28 por cada cien habitantes), menos personas con  carencias sociales (9 por ciento) y más población con ingresos superiores a la línea del bienestar (65 por ciento).

Al respecto, aclaró que la administración capitalina maneja con transparencia el gasto social “porque nos interesa su sostenibilidad y su adecuada inversión. En nuestra ciudad, durante el actual ejercicio fiscal, el presupuesto destinado al gasto  social es de 67 mil millones de pesos, que equivalen a 5 mil 234 millones de dólares”.

Mencionó que en los casi 18 meses de gestión de Mancera Espinosa, se ha puesto especial énfasis al seguimiento del cumplimiento de disposiciones legales establecidas en la Ley de Desarrollo Social para el Distrito Federal y la Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente.

“Dimos seguimiento a la publicación de todas las Reglas de Operación de los programas sociales que están vigentes en 2014 y publicamos el registro completo de beneficiarios y derechohabientes, alcanzando el 92 por ciento de ellos. También estamos al pendiente de la realización de las evaluaciones externas a los programas, así como la divulgación de las evaluaciones internas”.

En materia de desigualdad, explicó que el DF tiene una mejor distribución del ingreso que la media para América Latina y, de acuerdo a las últimas estadísticas disponibles, “somos menos desiguales que Argentina y Brasil. Al interior del país, nos encontramos entre las cinco entidades federativas con mejor distribución del ingreso, lo que también se expresa en un índice de desarrollo humano superior al promedio nacional”, aseguró.

En consonancia con el compromiso hecho por el titular del Ejecutivo local, expresó que se trabaja para que todas las personas tengan acceso a los programas sociales para gozar de una vida compatible con su dignidad humana y combatir la desigualdad.

La política social del Gobierno capitalino es universal, inclusiva, emancipadora y solidaria; “estamos en constante revisión para ofrecer los mejores programas sociales, asegurando la transversalidad de la perspectiva de género y generacional, potencializarlos, evitar duplicidades y modificar lo que se deba cambiar en beneficio de los ciudadanos y ciudadanas del Distrito Federal”, precisó.

En la Ciudad de México “hemos comprobado que la política social es un blindaje efectivo ante la amenaza de la violencia y las desigualdades sociales. Por ello, se impulsan programas como “Mejoramiento Barrial”, “Tu Ciudad Te Re-Quiere” y “Por tu Familia, Desarme Voluntario”, que involucran la participación vecinal para recuperar, generar espacios públicos y fomentar la paz, con lo que se apoya la reconstrucción del tejido social”, subrayó.

“Desde que el doctor Mancera Espinosa puso en marcha “Por tu Familia, Desarme Voluntario”, al inicio de su administración, en diciembre de 2012, hasta el 26 de mayo de 2014 se han entregado 11 mil 628 armas de fuego y 80 mil 988 cartuchos, el doble de lo recabado durante los cinco años previos”, aseguró.

Entre los desafíos a futuro, citó las políticas públicas para enfrentar la violencia social y disminuir su incidencia en nuestra Ciudad; “sabemos que ésta no se puede enfrentar solo y únicamente con mayor dotación de policía, es fundamental reconocer su vínculo con el desarrollo social y las políticas de bienestar”, aclaró.

“Queremos que nuestras políticas sociales impacten positivamente, que las oportunidades de empleo digno sustituyan la ocupación que brinda la producción, consumo y tráfico de la droga, que la protección social sea una herramienta efectiva para corregir la desigualdad y que no haya ricos que tienen mucho y pobres que no tienen nada, quebrando la matriz de inclusión y cohesión que toda la sociedad requiere, que las personas mayores, mujeres y las niñas y los niños sean protegidos efectivamente de la práctica de la violencia, en su casa y en la calle”, finalizó.040614 SEDESO 2



   

Noticias

Galeria

  • 190Años CDMX;

  • Video maquetacdmx

  • Video LabPLC

  • Video AGU