AGU-DF Accesible

CUIDADOS PARA FORTALECER AUTONOMÍA DE PERSONAS MAYORES, TEMA EN SEGUNDO FORO INTERNACIONAL



Durante el tercer día de trabajos del Segundo Foro Internacional sobre los Derechos Humanos de las Personas Mayores, la especialista en envejecimiento del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE), División de Población de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Sandra Huenchuan, urgió a construir políticas públicas que garanticen el cuidado en la vejez, pero que a la vez protejan  a quienes se dedican a estas tareas.

Refirió que con el cambio demográfico que se vive hoy en día, donde el envejecimiento crece de manera acelerada, también aumenta el número de adultos mayores cuidando a otras personas mayores o mujeres que cuidan a hijos, padres, esposos o hermanos que sufren una discapacidad temporal, permanente o derivado de una enfermedad y que no tienen remuneración económica o prestaciones sociales.

Por ello, propuso una revisión del modelo económico-productivo, para que quien se desempeñe como cuidador de niños, adolescentes o adultos mayores, no pierda su trabajo si funge como cuidador temporal y reciba apoyo del Estado. En el caso que sea cuidador permanente, reciba apoyo económico y derechos sociales.

En su oportunidad, la investigadora titular del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM y coordinadora del Seminario Universitario Interdisciplinario sobre Envejecimiento y Vejez (SUIEV), Verónica Montes de Oca, refirió que de acuerdo con estudios realizados en México, los hogares con adultos mayores pasaron de 4.2 millones en 2000, a 6.6 millones en 2012.

Acoger descendientes en el hogar –dijo- es una manera de obtener compañía, no de cuidados; en casos de violencia doméstica el 32 por ciento es por agravio de adultos mayores y en casos de adultos con discapacidad, las mujeres sufren el doble de violencia en la vejez.

En este sentido, agregó que las mujeres cuidadoras experimentan desigualdad y desventajas que impactan de manera negativa su bienestar físico, material y emocional, por lo que propuso identificar la dinámica familiar en torno al enfermo dependiente, articular estrategias interdisciplinarias de apoyo familiar y proteger a la cuidadora, además de promover la distribución de ese trabajo familiar con apoyo comunitario.

Recomendó el uso de protocolos para apoyar a los médicos, ante evidencia de maltrato familiar, e identificó la necesidad de ayudar a las familias ante los procesos de cuidado.

Puntualizó que actualmente existen 10 licenciaturas en temas gerontológicos y está por aprobarse una más este mismo año en la UNAM.

Finalmente, la directora nacional de Políticas para Adultos Mayores (DINAPAM), de la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social de Argentina, Mónica Roqué, dio a conocer que a través de un programa nacional de cuidadores gerontológicos, se forman profesionales “para un mundo que envejece”.

Agregó que en su país se cuenta con el Programa Nacional de Cuidados Domiciliarios, bajo el cual se apoya a adultos mayores que viven solos, para que puedan realizar su vida cotidiana y atenderlos, en caso de discapacidad o enfermedad.

De acuerdo con su capacidad económica, estos servicios se pagan del propio bolsillo de la persona mayor, si cuenta con un seguro lo paga éste y en caso de pobreza extrema, el pago recae en el Gobierno nacional, provincial o municipal.

Asimismo, se cuenta con residencias de larga estadía que cuentan con las adaptaciones necesarias para la movilidad del adulto mayor. Sin embargo, dijo que ya sean asilos privados o públicos, es necesario que la autoridad supervise las condiciones en que se encuentran los ancianos.

Aseguró que es necesario contar con un programa de cuidadores gerontológicos, “para un mundo que envejece” y programas sociales de apoyo para quienes cuidan a familiares, vecinos o amigos”.



   

Noticias

Galeria

  • 190Años CDMX;

  • Video maquetacdmx

  • Video LabPLC

  • Video AGU