AGU-DF Accesible

INTENSIFICA SEDEMA JORNADAS DE PLANTACIÓN EN MIXCOAC-INSURGENTES



INTENSIFICA SEDEMA JORNADAS DE PLANTACIÓN EN MIXCOAC-INSURGENTES

 

  • Esta semana se plantaron 31 árboles en dos jornadas, entre magnolias y liquidámbares

 

  • Ya suman más de 140 plantaciones

 

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México intensifica su trabajo en materia de arborización, como parte de las obras en la zona Mixcoac-Insurgentes, esta semana con la plantación de 31 árboles de magnolia y liquidámbar.

Con ello, ya son 146 los árboles que se han plantado como parte de las medidas de compensación de la obra y que se suman a los beneficios ambientales que se brindarán en el área de influencia del proyecto.

Durante la primera etapa se plantarán más de 300 árboles y serán en su mayoría magnolias, jacarandas, liquidámbares y nísperos.

Todos los puntos donde se colocan los árboles fueron definidos junto a los vecinos de la zona, con quienes se ha trabajado para llevar a cabo este programa de reforestación, algunos de los cuales estuvieron presentes durante la jornada de hoy.

Rodrigo Herrera, integrante del Comité Ciudadano de la colonia Florida, resaltó los trabajos que han hecho en coordinación con la Sedema para la reforestación y saneamiento de los árboles en esa colonia.

Comentó que nunca antes se había realizado un trabajo de plantación y saneamiento como el que se está haciendo ahora, por lo que reconoció la importancia de que existan muchos árboles que ya estaban dañados.

A su vez, diácono Humberto Valdepeña, de la Iglesia Maronita, manifestó su apoyo al programa que está llevando a cabo la dependencia y dijo que el proyecto va mucho más allá, toda vez que se contempla traer a especialistas quienes estarán al tanto de la salud de los árboles plantados, con la finalidad de ser supervisados.

Los árboles colocados son especies adecuadas para la zona dadas las características particulares de cada una; por ejemplo, la magnolia es un árbol que resiste zonas de muy alta contaminación atmosférica por su follaje grueso, no es susceptible a enfermedades o plagas fuertes y, en general sus raíces no son agresivas, por lo que no afecta construcciones. Además, tiene flores grandes y vistosas que contribuyen a mejorar el paisaje urbano.

En el caso de la jacaranda, es un árbol que absorbe grandes cantidades de plomo. El liquidámbar es un árbol de abundante follaje, que en otoño cambia a colores intensos lo que contribuye a embellecer la ciudad; mientras que el níspero es una especie arbórea que por sus dimensiones no interfiere con el cableado de la urbe.

Estos árboles que serán colocados (más de mil en total) cuentan con una garantía del 100 por ciento de supervivencia y mantenimiento, a la vez que se están aplicando biotecnologías avanzadas que ayudarán a su cuidado y en caso de que uno presente algún problema, será restituido para garantizar la supervivencia del arbolado.

—o0o—



   

Noticias

Galeria

  • 190Años CDMX;

  • Video maquetacdmx

  • Video LabPLC

  • Video AGU