AGU-DF Accesible

PROMULGA MANCERA NUEVA LEY DE FISCALIZACIÓN SUPERIOR DE CDMX; COMBATIR CORRUPCIÓN EN ÓRGANOS DEL ESTADO, OBJETIVO



El Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, promulgó la “Ley de Fiscalización Superior de la Ciudad de México” que abre paso a la transformación de la Contaduría Mayor de Hacienda de la ALDF a Auditoría Superior de la Ciudad de México, cuya función será combatir la corrupción en instituciones y órganos del Estado y anunció que a partir de la próxima semana se iniciará una etapa de fiscalización con 150 Auditorías a jefaturas delegacionales y órganos de la administración central.

En un evento donde estuvieron como testigos los Poderes Legislativo y Judicial capitalinos, así como el encargado del despacho de la Secretaría de la Función Pública del Gobierno federal, Julián Alfonso Olivas Ugalde y el Auditor Superior de la Ciudad de México, David Vega Vera, el Ejecutivo local instruyó a todos los órganos del Gobierno del DF a que -de manera expedita- entreguen la información a quienes llevarán a cabo la auditoría.

Ante el presidente de la Comisión de la Auditoría Superior de la CDMX, Eduardo Santillán Pérez, el abogado General  de la UNAM, Luis Raúl González Pérez, jefes y jefas delegacionales, así como integrantes de su Gabinete y legisladores locales, se destacó que con esta acción, la capital del país se coloca a la vanguardia al asumir el compromiso de establecer medios de control gubernamental transparentes que garantizan el deber de todo servidor público de responder por sus acciones u omisiones ante las instancias competentes y la ciudadanía, respecto del manejo de los recursos.

Además, con este orden jurídico en materia de fiscalización, se salvaguarda el bienestar ciudadano a través de la rendición de cuentas y la transparencia como ejes del combate a la corrupción; al generar confianza en las instituciones de Gobierno de la ciudad.

Es importante señalar que, partir de la promulgación de esta “Ley de Fiscalización Superior de la Ciudad de México” en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, queda abrogada la “Ley Orgánica de la Contaduría Mayor de Hacienda de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal” y reforma la “Ley Orgánica de la Asamblea Legislativa” y su “Reglamento de Gobierno Interior”, con lo cual la Entidad de Fiscalización evoluciona de Contaduría Mayor de Hacienda a Auditoría Superior de la Ciudad de México.

“Qué bueno que se revise cómo se ejerce el gasto público, y qué bueno que podamos decir a la ciudadanía y entregarle cuentas de cómo es que esta labor se lleva a cabo. Hoy, estamos refrendando el compromiso”, enfatizó Mancera Espinosa quien dijo que la CDMX avanza en la rendición de cuentas, transparencia y combate a la corrupción, ya que quienes realicen las labores de supervisar el manejo transparente del ejercicio del gasto público, contarán con mayor autonomía.

En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento y acompañado también por los presidentes del Tribunal Superior de Justicia del DF, Edgar Elías Azar; de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Manuel Granados Covarrubias; el mandatario capitalino comentó a los asistentes que la tarea debe ser consistente, “todos tenemos la responsabilidad de luchar contra la corrupción, esta es una tarea que no tiene periodo, ni lapso; es permanente, es de todos los días”.

Adelantó que con el fin de fortalecer el andamiaje jurídico, en los próximos días serán publicadas siete reformas y adiciones a la Ley para mejorar la transparencia del ejercicio del gasto público en el Distrito Federal, “la Ciudad de México es una caja de resonancia. Para nadie es un secreto y tenemos la responsabilidad y la obligación de cuidar todo en la capital, y me refiero al estado de derecho, al ejercicio equilibrado de los poderes, al respeto a los derechos humanos, a todas y cada una de las formalidades esenciales de los procedimientos, a las aportaciones y avances de la ley”.

Al hacer uso de la palabra, Olivas Ugalde reconoció que con estas modificaciones hay un cambio sustancial para la CDMX y felicitó a todos cuantos participaron en este esfuerzo para hacer que la Ley de Fiscalización Superior de la Ciudad de México sea una realidad, “el día de hoy se da un gran avance en fiscalización y felicidades, sobre todo, para la ciudadanía”.

En su oportunidad, Santillán Pérez sostuvo que esta transformación es un festejo en el Distrito Federal porque se da un paso importante y fundamental en la política de rendición de cuentas en la capital del país.

Agregó que a través de la publicación de la nueva Ley y de la transformación de este órgano, se estará dotando de autonomía técnica y de gestión a la Auditoría Superior de la ciudad, teniendo así un órgano de fiscalización más fortalecido a nivel local y en el país, “con este cambio sustancial estaremos abriendo una nueva etapa de la cultura política de fiscalización de la capital”.

Santillán Pérez destacó que la Auditoría Superior de la Ciudad de México aportará nuevos mecanismos de rendición de cuentas al entregar resultados, además de que el Programa General de Auditorías -que iniciará el próximo 15 de julio- tendrá elementos y perspectiva a evaluar en materia de: Derechos humanos, género, rendición de cuentas, transparencia, e inclusión, así como la posibilidad de presentar a la ALDF observaciones y recomendaciones legislativas.

Al intervenir, David Vega Vera explicó que con la nueva Ley de Fiscalización Superior de la CDMX (aprobada por la sexta legislatura de la ALDF) el servicio fiscalizador de carrera evoluciona al reforzar los procesos de revisión de medición de resultados y desempeño de la gestión, “consideramos la publicación de esta ley, como un acontecimiento importante en el desarrollo de la ciudad al dotar de certeza jurídica a la fiscalización superior en esta entidad federativa”.

Manifestó que esta nueva normatividad impulsará la coordinación y colaboración institucional con los entes auditados y los órganos de control interno, a la vez que faculta a la Auditoría Superior como órgano externo, al proponer -por medio de la Comisión de Vigilancia- iniciativas de Ley orientadas a la revisión de la Cuenta Pública.

“El Sistema integral de fiscalización gubernamental se fortalece con estos elementos y coloca a nuestra entidad como impulsora del Sistema Nacional de Fiscalización, al adoptar en su normatividad, acuerdos que contribuyen a fomentar la transferencia y a combatir la impunidad y la corrupción”, expresó.

Por su parte, Granados Covarrubias añadió que este evento simboliza un cambio de cultura política porque se requería transformar los mecanismos de la Contaduría Mayor de Hacienda de la ALDF y convertirla en una entidad con mayor capacidad de gestión administrativa y suficientes recursos jurídicos.

En su oportunidad, Edgar Elías Azar celebró esta decisión política que fortalece la capacidad de auditoría en la capital del país, lo que permitirá que haya una mejor rendición de cuentas de sus funcionarios.

El abogado General  de la UNAM, abundó que la realización de esta nueva Ley marca un Gobierno democrático en el que sus servidores deben rendir cuentas y justificar sus actos.

Cabe destacar que con esta promulgación:

–       Se confiere mayor eficiencia a la función fiscalizadora al consolidar un régimen de auditoría gubernamental independiente, transparente y congruente con los principios constitucionales de eficacia, economía, transparencia y honradez.

–       Armoniza el sistema de fiscalización de la Ciudad de México a nivel nacional al robustecer la autonomía técnica y operativa de la hoy Auditoría Superior con atribuciones para evaluar el ejercicio de los recursos públicos a través de técnicas nacionales e internacionales de auditoría en beneficio de la Transparencia y la Rendición de Cuentas, al generar resultados ante la ciudadanía.

–       Las Normas de Auditoría y los Procedimientos de Fiscalización, se elevan a rango de Ley por primera vez a nivel nacional, al tomar como base las Normas Profesionales del Sistema Nacional de Fiscalización y las Normas Internacionales de Fiscalización que emiten la Organización de las Naciones Unidas y la Organización Internacional de las Entidades Fiscalizadoras Superiores, lo que garantiza un sistema de fiscalización de la Ciudad de México de calidad internacional.

–       Consolida la coordinación y colaboración entre la Auditoría Superior de la Ciudad de México, como órgano externo de control y los Órganos Internos de Control en materia de la evaluación de políticas públicas, prevención y abatimiento de impunidad; a través del intercambio de información y definición conjunta de revisiones, auditorías y criterios.

–       Fortalece al Servicio Fiscalizador de Carrera como eje prioritario garante del crecimiento y fortalecimiento de la Fiscalización Superior de la Ciudad de México, a través de los principios de igualdad, experiencia y profesionalismo, con la finalidad de fomentar la mejora continua y la calidad de los trabajos de auditoría.

–       Amplía la cobertura de auditorías y se fomenta la mejora en la gestión al ubicar áreas de oportunidad, deficiencias y fortalezas.

–       Genera información objetiva confiable en la toma de decisiones públicas y gestión gubernamental, con base en resultados que garantizan a la ciudadanía transparencia y la debida rendición de la Ley de Fiscalización Superior de la Ciudad de México.

–       Como fundamento medular del avance democrático, la fiscalización fomenta el uso eficiente de los recursos públicos y promueve mejores prácticas gubernamentales al mejorar el desempeño público sustentado en la cultura del servicio ciudadano.



   

Noticias

Galeria

  • 190Años CDMX;

  • Video maquetacdmx

  • Video LabPLC

  • Video AGU