AGU-DF Accesible

¿Qué es la donación y cómo se puede realizar?

La donación de órganos y tejidos es un regalo de vida, un acto de amor e implica el dar algo de sí mismo a otra persona que lo requiera.

Hay dos maneras de donar:

1) En vida

2) Después de la muerte

¿Cuáles son los requisitos para ser un donador?

Decidirlo libremente, comunicarlo a tu familia y ser mayor de edad. Con fundamento en la Ley General de Salud (LGS), los menores de edad están impedidos para donar en vida, exceptuando el caso de trasplantes de médula ósea, para lo cual se requerirá el consentimiento expreso de los representantes legales del menor.

Los discapacitados o personas que por cualquier circunstancia se encuentren impedidas para expresar su deseo libremente tampoco podrán ser donadores. Se considera que la pérdida o disminución de facultades físicas o mentales, constituyen una limitante para la expresión de la donación. Tampoco podrán serlo aquellos que tengan que valerse o dependan de otro individuo para su desarrollo normal. (Art. 326 de la LGS).

¿Si estoy vivo, puedo ser un donador?

Una persona viva puede ser un donador, sin afectar su salud, de los siguientes órganos y tejidos:

Órgano Sólido

Tejido regenerable

Tejido retirado durante cirugías

Riñón Sangre Hueso
Lóbulo pulmonar Médula Ósea Duramadre
Segmento hepático   Placenta

Sin embargo, la ley señala que “la obtención de órganos o tejidos para trasplantes se hará preferentemente de sujetos en los que se haya comprobado la pérdida de la vida”. (Art. 331 LGS)

¿Si fallezco qué órganos y/o tejidos puedo donar?

La ley señala que “la obtención de órganos o tejidos para trasplantes se hará preferentemente de sujetos en los que se haya comprobado la pérdida de la vida”. (Art. 331 LGS)

Dependiendo de la forma en que se presenta la muerte se pueden obtener diferentes órganos o tejidos:

Paro cardiaco Muerte encefálica
Corneas Riñones
Piel Hígado
Hueso Corazón
Ligamentos Pulmones
Tendones Páncreas
Válvulas cardiacas Intestino
Vasos sanguíneos Tejido

La muerte encefálica es el cese completo e irreversible de todas las funciones cerebrales, puede ser causada por  tumores, accidentes vasculares cerebrales o lesiones en la cabeza por actos violentos. Se determina por medio de un electroencefalograma o angiografía cerebral.

Procedimiento

La donación de órganos sólo se puede realizar bajo condiciones médicas específicas. Cuando una persona fallece se debe realizar una cuidadosa evaluación médica de cada uno de los órganos y tejidos que pudieran ser donados.

Sólo si la familia lo autoriza se inicia el procedimiento. El cuerpo del donante se mantiene con un ventilador para su conservación.

El Comité Interno de Trasplantes avala la selección del paciente o pacientes que recibirán los órganos con base en los siguientes criterios:

1) Gravedad del receptor

2) Oportunidad y beneficio esperado

3) Compatibilidad del órgano donado

4) Otros  criterios médicos, como corpulencia, edad, etc.

5) La lista de espera

En el transcurso de 6 a 12 horas se entrega el cuerpo del donante a los familiares, así no se alteran los trámites funerarios.

Registro

De acuerdo a un registro realizado por la empresa Mitofsky, en febrero del 2004, uno de cada dos mexicanos estaría dispuesto a donar órganos y o tejidos, desafortunadamente esto sólo queda de palabra, pues muchas veces esta decisión no es comunicada a la familia o no se hace un registro de la misma.

Por ello es muy importante registrarse como donador en tu centro de salud u hospital  de la  Secretaría de Salud del DF (SSDF) más cercano a tu domicilio o vía telefónica en Locatel
5658-11-11.



   

Galeria

  • 190Años CDMX;

  • Video maquetacdmx

  • Video LabPLC

  • Video AGU