AGU-DF Accesible

RECOMIENDA SEDESO DF A ADULTOS MAYORES NO AUTOMEDICARSE PARA EVITAR REACCIONES ADVERSAS A SU SALUD



La Secretaría de Desarrollo Social del Distrito Federal (Sedeso DF) recomienda a la población de la tercera edad no automedicarse sino acudir con un especialista en caso de presentar algún padecimiento propio de su edad o como resultado de la temporada de frío.

Pedro Valdés Corchado, coordinador de Geriatría del Instituto para la Atención a los Adultos Mayores (IAAM), señaló que hay estudios que revelan que 35% de las personas mayores que viven en comunidad presentan reacciones adversas a los fármacos y 1 de cada mil morirá por esta causa.

Comentó que el mal uso de medicamentos y la falta de supervisión es causa del 30% de los ingresos hospitalarios a nivel nacional.

Mencionó que entre los medicamentos más empleados por los adultos mayores están los antihipertensivos, analgésicos, vitaminas y medicamentos para controlar síntomas gastrointestinales, antidepresivos y antiinflamatorios.

Aseguró que un estudio realizado por el IAAM entre 448 personas de la tercera edad  mostró que el 11.6% de quienes combinaron dos medicamentos presentaron reacciones adversas.

Valdés Corchado indicó que se deben de tomar en cuenta las diferentes enfermedades que aquejan al adulto mayor para evitar que la ingesta inadecuada de medicamentos derive en problemas.

“Sólo un especialista debe prescribir un medicamento, se deben considerar los cambios anatómicos, del funcionamiento del cuerpo y de la capacidad para absorber, distribuir y desechar el medicamento que tiene un adulto mayor antes de recetarle algo”, dijo.

El coordinador de Geriatría del IAAM hizo algunas recomendaciones para el uso de medicamentos, entre ellos:

–       No automedicarse.

–       Acudir al médico casa 6 meses para revisión de los medicamentos prescritos.

–       Cuando se inicie un medicamento nuevo preguntar al especialista cuáles pueden ser sus efectos no deseables al usarlo junto con los otros que  está tomando, cuál es la dosis y cada cuándo debe de tomarse, si se debe ingerir sin alimentos, si se puede o no tomar junto con otros medicamentos y pedirle las presentaciones que permitan más fácilmente su ingesta, pero también que sea poca la frecuencia de la toma de la medicina  (una o dos veces al día).

–       Utilizar un método que permita recordar la toma de medicamento y evitar su duplicidad,  como una lista diaria o cajitas dispensadoras con las cantidades necesarias para un día.

–       Preguntar al médico para qué sirve cada medicamento y leer junto con él la receta prescrita.

–       Si al ingerir un nuevo medicamento se presenta confusión, sensación de desmayo, dolor de abdomen, alergia (ronchas en la piel), dificultad al respirar o aumento intenso de frecuencia cardiaca, suspender la toma y acudir inmediatamente al médico.

–       Se deberá supervisar la toma de medicamentos de la persona mayor si presenta problemas de memoria o confusión.



   

Noticias

Galeria

  • 190Años CDMX;

  • Video maquetacdmx

  • Video LabPLC

  • Video AGU